Regresar

Lo que no sabe nos está matando

No es necesario fumar para verse afectado por la industria tabacalera.

Puede pensar que conoce los daños del tabaco, pero no tiene idea

Durante años, la industria tabacalera se ha abierto camino en nuestras vidas, difundiendo mentiras sobre los riesgos de sus productos, y apuntando a países de ingresos bajos y medios, personas negras, indígenas, personas de color y jóvenes de todo el mundo.

No es necesario que sea un consumidor de tabaco para verse afectado por las tácticas insidiosas de la industria. Las compañías tabacaleras utilizan equipos de cabilderos, ocultos a la vista del público, para persuadir a los legisladores de que establezcan políticas que ayuden a las ganancias de la industria, pero perjudiquen a la salud pública. Incluso han sido acusados ​​de soborno y violaciones de derechos humanos: hacen cualquier cosa para mantener intacto su mercado.

A medida que las iniciativas de control del tabaco ayudan a reducir las tasas mundiales de tabaquismo, estas empresas se hunden aún más para llegar a nuevos mercados y consumidores, porque necesitan que nuevos clientes se conviertan en adictos para reemplazar a los que mueren por usar sus productos. STOP expone el lado aún más oscuro de una industria de por sí secreta.

Es hora de responsabilizar a la industria tabacalera de sus mentiras, comportamiento poco ético y daño a la salud pública, porque lo que no sabe nos está matando.

Ayude a exponer el tabaco compartiendo este video en sus redes sociales.

Puede copiar y pegar el texto sugerido a continuación o escribir con sus propias palabras. Gracias por tomar posición contra la industria tabacalera.

Texto de publicación sugerido:

La industria tabacalera miente, se aprovecha de las comunidades marginadas e intenta sabotear las políticas de salud en todo el mundo. Obtenga más información sobre las tácticas sucias de la industria y sea parte de la solución. Ayude a #ExposeTobacco.